Cuéntame el cuento de Re-botons

Publicado el 13/12/11 por Lia en la sección de SpinS=IdeaS RedondaS

¿Por qué nuestras abuelas tenían todo tipo de tarros, botes y cajas llenas de botones?

"Por si acaso", te decían estas tiernas y entrañables viejecitas con voz temblorosa...

 


Erase una vez, una gran familia de botones de colores. Entre trastos viejos y llenos de polvo de un antiguo trastero de alguna abuelita, dentro de una vieja y oxidada caja de las típicas galletas de mantequilla danesas, fueron encontrados una familia de más de dos mil botones de colores todos del mismo tamaño. Muchos años habían pasado desde que la familia de botones de colores no veía la luz, y fueron unas inocentes manos las que los rescataron de la oscuridad absoluta de la cárcel de la caja de galletas.


El origen

Detalle del primer re-botons

La gran familia de botones fue viajando tanto por mares de agua dulce como también por aire en forma de burbujas de jabón para llegar finalmente a buen puerto. La primera selección para la creación de la primera generación de re-botons fue realizada por las expertas manos de las hadas del hilo: el hada chati y el hada tachi, las cuales cuidadosamente fueron recopilando botones de tonos rojizos, azules, verdes, blancos, etc, en definitiva, una representación de cada color del arco iris. A partir de esta primera generación, muchas otras fueron creadas, todas con un hilo conductor en común: la generación grisnaranja del azahar, la azulturquesa del mediterraneo, la yemagris del sol, la blancarosa del rosal, y la negraroja del acebo.


1/22 blu en degradado con turquesa XL

12/22 mix ros L

Gracias a las historias del pasado y el recuerdo en el presente, todas las generaciones de re-botons ahora pueden ver la luz y dar color a cualquier momento de la vida de algún ser del mundo del futuro en forma de collares y pulseras.

Colorín colorado, este cuento se ha acabado.

Mi manta favorita...

Publicado el 11/12/11 por Lia en la sección de Baúl de los recuerdoS

Como Ángela ha estado y sigue estando siempre rodeada de madejas de lana, con los restos y sobrantes de jerseys, gorros, bufandas, etc, etc, Ángela aprendió de la abuela Agustina a hacer unos cuadraditos de colores para crear colchas multicolores.

Cada cuadrado puede tener entre 6 a 8 colores diferentes y cada color es un cuadrado en sí mismo, Juntando muchos cuadrados de muchos colores, se obtienen estas magníficas colchas. De momento Ángela lleva hechas 3 colchas para cama de 135 cm y 2 colchas más para cama de 105 cm. Y dos mantitas para sofá, una con el borde morado y la otra con el borde rosado, una para cada una de sus amadas hijas.


Mi colcha favorita

Detalle cuadro colcha


Manta sofa GrannyFoix

199

Evidentemente como aún hay restos sobrantes de madejas de lana, aún hay hoy en día otra colcha más en construcción, cuyos cuadrados se van almacenando y va creciendo poco a poco. Depués que mi madre viera por la tele un reportaje de un grupo de Valencia (Urban knitting) que habían forrado los bolardos de la Plaza del negrito, las buscamos en la web: www.urbanknittingvlc.com y vimos que tenían otra nueva actuación en 2 semanas. Rápidamente nos pusimos manos a la obra, como no teníamos tiempo de crear algo especial para la ocasión, nos pusimos a rebuscar entre la cesta de las lanas y encontramos los cuadrados de la colcha. Necesitábamos tan sólo 3 cuadros para el rectángulo de 50x20cm que pedían el colectivo Urban Knitting. Pero no teníamos más tiempo, era necesario juntar los cuadros y hacer una nueva pasada para enmarcárlos y conseguir el tamaño final. Así fue cómo mi madre me enseñó a hacer ganchillo y así fue como nació la firma de AngeLia= Angela+Lia.


Recorte para urbankniting

Después de unos cuantos años...

Publicado el 11/12/11 por Lia en la sección de Baúl de los recuerdoS

Ángela ha estado tejiendo de todo tipo de suéters, manteles, colchas, etc, etc, y un laaaaargoooo eccétera, pero la última petición de su hija Lia fueron dos mantelitos para colocar encima del sofá, como en la vieja usanza, pero en color naranja butano y con un patrón muy moderno. Fue el mejor regalo de mi último cumpleaños, hace tan sólo 2 meses.

El hilo utilizado es de la marca LanaStop de la colección bambú y color número 340. Es un hilo muy muy suave con un 83% de viscosa y un 17% de poliamida, es tan suave que ya le he pedido a Ángela que con el hilo sobrante me haga un foulard para la próxima primavera.


Tapete para sofá

Tapete en sofá

La primera ...

Publicado el 11/12/11 por Lia en la sección de Baúl de los recuerdoS

Toda primera vez es difícil, pero ¿por algo se tiene que empezar?

A finales de los ochenta,1978, mi madre, Ángela, me hizo mi primera colcha para mi cuna.

Está hecha en lana porque nací en el mes de octubre cuando las hojas caen de los árboles y el viento helado del norte empieza a silbar entre las callejuelas de un pequeño pueblo del norte de la provincia de Castellón. Como por aquel entonces las ecografías prácticamente aún no estaban ni inventadas, los colores elegidos por mi madre Ángela fueron tonos neutros: un verde azulado o un azul verdoso combinado con un blanco roto, ni rosita ni azulito.


Mi primera colcha

páginas: |< << 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40